Closeup of coins stack isolated on black background

ENTRENAMIENTO FINANCIERO

POR: REDACCIÓN SNATCH

Si tenemos en cuenta que la “educación” es una formación destinada a desarrollar la capacidad intelectual, moral y afectiva de las personas de acuerdo con la cultura y las normas de convivencia de la sociedad a la que pertenecen, tenemos que, para alcanzar nuestras metas en la vida es necesario pensar en la educación en todos los niveles, esto es: en tu vida profesional, en tu vida deportiva, en tu vida personal, etc. 

En las finanzas es exactamente lo mismo. Es una formación para desarrollar una capacidad que nos permita tomar decisiones acertadas para tener un perfecto control de nuestra economía.

Si bien es cierto que el dinero no lo es todo en la vida, sí lo es el hecho de que es un medio para lograr los objetivos que nos fijemos a corto, mediano o largo plazo.

Una buena “educación financiera es algo primordial en estos días para sacar el máximo partido a tu dinero y no tener problemas económicos que te impidan entrenar con ese equipo de última generación que necesitas o pagarte ese campamento que te asegura mejorar tu nivel competitivo.

Para lograr una buena educación financiera es necesario que tengamos en cuenta que, al igual que cualquier entrenamiento, es un constante estudio y practica de cómo manejar nuestra economía. 

Muchas veces pensamos que nuestro patrimonio es limitado y no tiene mucho sentido administrarlo con fórmulas financieras que sólo utilizan los grandes empresarios, pero no es así, la empresa más grande en nuestra vida, somos nosotros mismos y debemos pensar en el éxito como meta de dicho negocio.

Teniendo en cuenta que no tenemos una formación financiera y, por ende, tampoco una cultura del ahorro, -en promedio, el 40% de los mexicanos no ahorra- , tenemos la obligación de cambiar estos métodos, reorganizar nuestras metas y tomar el control de nuestras finanzas haciéndolo un proyecto de vida.

Es por ello que Snatch te propone iniciar con medidas muy simples que a la larga formarán parte de tu ENTRENAMIENTO FINANCIERO. 

Entrenamiento financiero en 6 pasos

PRIMERO. Ten claras tus metas y fija una estrategia para conseguirlas.
Define qué quieres hacer con tu dinero, ten en cuenta que para ganarlo se dedican muchas horas de trabajo, entonces antes de gastarlo piensa si realmente es por una necesidad o simplemente un gasto innecesario.

SEGUNDO. Sé consciente de tus ingresos y vive conforme a ellos. 
No gastes más de lo que ganas, ya que a la larga te darás cuenta de que aun trabajando mucho, no tienes ningún soporte financiero que te ayude a soportar cualquier crisis económica… como la de ahora.

A todos nos gusta gastar, sin embargo, no siempre nos ajustamos a la realidad que vivimos, tenemos que organizar y definir cuál es el monto máximo para gastar en un periodo de 30 días y así sucesivamente.

TERCERO. Aprende a hacer presupuestos y cumplirlos.
Esta es una regla importantísima en el entrenamiento financiero. Esto te permitirá saber entre otras cosas: cuanto puedes gastar de acuerdo a tus ingresos, cuál es la prioridad de tus gastos, cuánto debes ahorrar, etc.   

CUARTO. Identifica los tipos de ingresos y gastos que hay.
Es importante identificar la diferencia entre estos conceptos, por ejemplo, en el caso de ingresos tenemos: 

  • Ingreso fijo (sueldo fijo)  ingreso variable que es un ingreso que, como su nombre lo indica, varia en cuanto a monto y plazo de recuperación pero que puede ser determinable (aguinaldo, prima vacacional, utilidades, etc.), 
  • Ingreso esporádico que se refiere a un ingreso que puedes obtener por una sola vez y que difícilmente se repetirá (alguien te pide apoyo para cumplir un proyecto, vendes un equipo que ya no usas, etc.).   

En los gastos es más o menos lo mismo, sólo que ahora se refiere a la disminución de tu dinero y aquí tenemos: gastos fijos que son los gastos que no podemos eliminar porque son básicos (vivienda, alimentación, transporte, pago de deudas contraídas, etc.) y gastos variables que son los gastos que siempre nos inventamos independientemente de salirnos del presupuesto, aquí tenemos las salidas con los amigos (y más cuando eres el esplendido que paga la cuenta), las compras de ropa o artículos que no necesitas en un periodo inmediato.

QUINTO. Ahorra.
Esta regla es el punto que nunca se debe perder de vista. En el ámbito financiero se considera que, si una persona ahorra el 15% de sus ingresos durante toda su vida, es decir desde el primer cobro por trabajo desarrollado, puede retirarse de su vida laboral sin preocupación alguna a una edad muy joven y sin problemas de dinero, ya que, habiéndolo previsto, su dinero trabajará como un ingreso pasivo.

SEXTO. No desvíes tus metas.
Al igual que cualquier entrenamiento, el desviar las metas nos lleva a un tremendo fracaso y a un tiempo perdido, así que una vez que te fijas una meta trata y comprometerte a cumplirla, verás que los resultados son muy satisfactorios.

A los deportistas como tú, hablar de finanzas les parece complicado y hasta aburrido, pero te puedo decir que es un tema que manejas día a día y, en la medida que lo planees, mejor será el resultado que obtendrás y que te beneficiará a largo plazo.  

Tags: No tags
0

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Llenar los campos obligatorios*